domingo, 21 de marzo de 2010

La obesidad en Mexico- Equipo 1 - 659


INTRODUCCIÓN

En estos tiempos uno de los problemas más comunes vinculado a nuestro modo de vivir actual es la obesidad y el sobrepeso. Esta enfermedad la padecen siete de cada 10 mexicanos y cuesta al sistema de salud 42 mil millones de pesos al año. Pero afortunadamente, este mal se puede prevenir en gran medida si se llevan a cabo los cambios adecuados en el estilo de vida.

Pero para poder empezar a hablar de la obesidad, sus causas, sus consecuencias y el modo que es influenciada por la sociedad y del como se ha convertido en un problema social es necesario contemplar su concepto.

La obesidad es la enfermedad en la cual las reservas naturales de energía, almacenadas en el tejido adiposo de los humanos y otros mamíferos, se incrementa hasta un punto donde está asociado con ciertas condiciones de salud o un incremento de la mortalidad. Se caracteriza por el exceso de grasa en el organismo y se presenta cuando el Índice de Masa Corporal aumenta (mayor o igual a 30). La obesidad se produce cuando una persona consume más energía de la que gasta, ya sea porque come demasiado o no hace suficiente ejercicio

Es un factor de riesgo conocido para enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, hipertensión arterial, ictus y algunas formas de cáncer. La obesidad no distingue color de piel, edad, nivel socioeconómico, sexo o situación geográfica.

Desde hace tiempo se consideraba a la persona con sobrepeso como una persona que gozaba de buena salud, sin embargo ahora se sabe que la obesidad tiene múltiples consecuencias en nuestra salud.

Es sabido que el mundo se rige por las apariencias. Hay que estar lindo, presentable, flaco, alto, rubio, morocho, de todo, millones y millones de cosas que la gente ve, pero no siente. Y la obesidad muchas veces también es motivo de problema social.

OBESIDAD CAUSAS

El desempleo y la estrechez del gasto familiar son causas que imposibilitan la adquisición de los alimentos necesarios para una dieta balanceada. La falta de recursos económicos ha obligado a millones de familias a suprimir el consumo de carnes, lácteos y otros productos de alto valor proteínico para sustituirlos con productos de menor precio altamente dañinos para la salud, como frituras, sopas instantáneas y demás comida chatarra.

La obesidad en México se relaciona con los inadecuados hábitos de consumo o imposibilidad de consumir las proteínas necesarias, lo cual ha causado el incremento de 34.5 y 70 % en la última década en el número de personas con sobrepesos mayores de 40 años.

Nuestro país ocupa el segundo lugar mundial en obesidad y padecimientos cardiovasculares, después de Estados Unidos, donde esas enfermedades están directamente asociadas con el sedentarismo y el elevado consumo de carbohidratos, grasas animales y vegetales.

Como causa del desempleo y la insuficiencia de recursos económicos más de un millón de familias se vieron forzadas a reducir o modificar sus hábitos de consumo ante las alzas de entre 30 y 80 % en los precios de los alimentos, principalmente frijol, arroz, leche, huevo y cárnicos.

Habría que agregar que en el mundo industrializado, y más aun, en los países del Sur, por ejemplo en América Latina, los altos precios de frutas y verduras seguramente no ayudan a combatir la obesidad, y que el abandono de la agricultura tradicional en gran escala tampoco lo harán. La obesidad es también un tema político.

En el año 2009 se presentaron descensos de entre 15 y 20 % en el consumo de leche, huevo y cárnicos, en cambio se detonaron las ventas de pastelillos, frituras, refrescos y sopas instantáneas de bajo precio que son parte esencial de la dieta de los mexicanos de menores ingresos económicos, desplazando a los alimentos ricos en hierro, calcio y aminoácidos, etc. Este tipo de comida rápida se incluyó por mucho tiempo en las despensas populares que entrega el gobierno federal a través de Diconsa.

Obesidad, Corrupción y Medios de Comunicación

El Gobierno Mexicano y empresas como Coca-Cola, Pepsico, Nestlé, Bimbo y Kellogg’s son los responsables de que México haya alcanzado el segundo lugar en sobrepeso y obesidad en el mundo.

La falta de control de las autoridades ejercen sobre las mismas es la causa de que el 70% de la población de los adultos tenga problemas de peso u obesidad, así como 5.6 millones de niños y 7.8 millones de adolescentes. Cabe mencionar que las compañías Coca-cola y Pepsico han logrado que los mexicanos obtuviéramos el segundo lugar en consumidores de refresco, siendo que estos productos contienen una alta densidad calórica, además de que causa problemas en la salud por contener aditivos comunes como el benzoato de sodio y los colorantes.

Al parecer estas empresas tienen influencia en el gobierno y desgraciadamente no se puede hacer mucho para solucionar el bombardeo de publicidad engañosa y el contenido dañino de los productos.

La empresa refresquera privilegiada en el sexenio de Vicente Fox fue la Coca-Cola, en el actual gobierno de Felipe Calderón es la Pepsi, como quiera que lo veamos México está en una situación crítica ya que nuestra salud es vendida a empresas que poco a poco van tomando mas alcance con sus productos, pareciera que ellos son los que nos gobiernan con toda la publicidad que tienen.

Algo de tomar mucho en cuenta es la influencia de la publicidad en televisión, seguida de Internet, en la obesidad y el sobrepeso entre los menores. Para solucionar esto el gobierno tiene que encargarse de regular legalmente la emisión de publicidad alimentaria, y es que los hábitos alimenticios de los niños se ven cada vez más influenciados por la televisión y por los hábitos que tienen sus compañeros.

El número de mensajes televisivos de alimentos chatarra que enganchan a menores de edad y los convierten en consumidores potenciales aumenta sin control, y en algunos casos con plena violación a las leyes, lo cual afecta su salud y se refleja en los niveles de obesidad que presenta el país.

“En los niños de cinco a 11 años la presencia combinada de sobrepeso y obesidad aumento entre 1999 y 2006 1.1 por ciento por año en total 39 por ciento”5.

El poder económico, de los fabricantes de alimentos de ese tipo, les cede el derecho para violar las leyes y dirigir sus mensajes a la población infantil, para aprovecharse de su credulidad e inexperiencia. México aparece como el país cuya infancia se expone a la mayor cantidad de anuncios televisivos, sobre todo de alimentos contrarios a las recomendaciones de una dieta sana.

El impacto que tiene la publicidad, que pasa en la televisión, en la salud de los niños en México es demasiada y podemos tomar como ejemplo al Canal 5 de televisión, que transmite a los menores 39 anuncios, aproximadamente, por hora, de los cuales 17 son de alimentos no recomendables. El bombardeo de publicidad provoca como una adicción en los niños al creer que su consumo le dará los efectos maravillosos manejados en algunas publicidades, como convertirse en un superhéroe, un gran atleta o un académico de excelencia. Cuando los niños ven la televisión no captan la información al igual que los adultos, ya que ellos creen en lo que les dicen debido a la inocencia de la edad y, por lo tanto, son vulnerables a la publicidad, lo que afecta la elección de alimentos e influye en sus hábitos, pues pueden sufrir cambios de conducta y exigen a sus padres la compra del producto que ven en televisión, precisó.

Los anuncios deben carecer de elementos que induzcan a error o confusión por publicidad engañosa o abusiva, pero el poder económico de las empresas ha logrado que no se tomen en cuenta esos aspectos.

Del total de la alimentación mexicana 95% se basa en lo que la mercadotecnia ofrece.

- Acuerdo Nacional Para la Salud Alimentaria

El análisis de la evidencia nacional e internacional arrojó 10 objetivos prioritarios para lograr un acuerdo efectivo en este campo:

Con la participación del Conejo Coordinador Empresarial y de las diversas cámaras del sector privado, este acuerdo permitirá establecer foros de discusión en los que, con autoridades de Salud, se determinarán los criterios sobre el valor nutricional de los alimentos a que se tiene acceso en las escuelas.

El titular de la SEP, Alonso Lujambio, pidió el apoyo de las autoridades educativas estatales y de los gobiernos de los estados para concretar esta nueva regulación en toda la República. En la definición de estos nuevos criterios, el presidente Calderón pidió a los industriales del país tomar acciones concretas que mejoren los hábitos alimenticios de los niños en las escuelas.

En cuanto a la comercialización de productos chatarra en las cooperativas escolares, el secretario de Educación Pública reconoció que hay una “dispersión normativa” que impide una regularización adecuada.

Los directivos de las empresas seguramente dirán que no intentan crear una epidemia de obesidad. A pesar de ello, las ganancias que se pueden extraer de la obesidad son gigantescas. Resulta que los alimentos que maximizan beneficios son aquellos ricos en grasas o azúcares; se producen a bajo costo, son fáciles de comercializar y de almacenar en las góndolas de los supermercados. Las ganancias de la industria alimentaria ascienden a 20 mil millones de pesos al año.

Los gobiernos se han mostrado muy reservados al tomar la ofensiva contra los intereses comerciales, porque las dos partes están involucradas.

Maximizar los beneficios y procurar que el crecimiento económico no cese son objetivos primordiales del modelo económico industrial. Ésta es nuestra forma de capitalismo y es el mismo modelo que está generando la transición nutricional. A medida que los países son absorbidos por el modelo y atraviesan la transición, una proporción cada vez mayor de la población es llevada a ejercer nuevas formas de conducta y modificar el nivel de actividad física y el acceso a los alimentos.

El capitalismo supera a otros sistemas económicos, como resulta evidente dada su expansión mundial, de modo que, en términos puramente económicos, resulta exitoso. Sin embargo, sus costos se pueden expresar en otras monedas, como la prevalencia de la hipertensión, la diabetes tipo II y la enfermedad cardiovascular.

CONSECUENCIAS DE LA OBESIDAD

Como consecuencias de la obesidad podemos contraer enfermedades como:

  • Problemas cardiovasculares
  • Opresión torácica y estenocardia.
  • Desplazamiento cardíaco con disminución de la repleción de la aurícula derecha.
  • Estasis vascular-pulmonar.
  • Taquicardia de esfuerzo.
  • Hipertensión arterial.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Angina de pecho.
  • Infarto de miocardio.
  • Estasis venoso periférico.
  • Varices.
  • Tromboflebitis.
  • Ulceras varicosas.
  • Paniculopatía edematofibroesclerosa (celulitis).

Pero otra consecuencia de esto es que atrae a los vendedores, cuyos supuestos productos son milagrosos y ayudan a adelgazan sin ningún esfuerzo, o también está la creación de clínicas para perder peso con operaciones, etc.

Pero la realidad es que esto se ha vuelto un negocio para charlatanes

Así como existen productos que nos engordan, también hay productos que “nos adelgazan”. En estos tiempos tienen gran fama los tratamientos que prometen disminuir el peso corporal sin esfuerzo y en poco tiempo, lo que además de ser un engaño puede involucrar seriamente la salud.

La obsesión por ser delgados nos puede llevar a hacer lo que sea, desde hacer dietas que solo nos matan de hambre y que incluso pueden provocarnos trastornos alimenticios, hacer ejercicio en exceso y como último recurso tomamos pastillas para bajar esos kilos o acudimos a hacernos una cirugía.

Cerca del 60% de la población mexicana sufre obesidad, lo que convierte a este padecimiento en excelente negocio para muchos charlatanes, quienes se aprovechan de la situación para ofrecer gran cantidad de productos "milagrosos" que prometen reducir el peso corporal aunque la persona siga comiendo sin control.

Es ahora cuando los medios de comunicación influyen manifestando abiertamente que la delgadez es el medio para alcanzar el éxito. Es por ello que las personas depositan su confianza en sinnúmero de tratamientos.

Lamentablemente, el negocio de la pérdida de peso es una industria en expansión, por lo cual hay que estar atentos a las ofertas que puedan ser engañosas y no comprobadas.

Algunos de los métodos y recursos más utilizados por las personas son:

Dietas

Las que se basan en consumo de sólo un alimento. Por su parte, las llamadas dietas de hambre causan deficiencia de vitaminas y minerales, pero eso no es todo, también generan efecto contrario al deseado: el cuerpo se adapta a bajo aporte de energía, y para defenderse de la agresión acumula grasa.

Las dietas que se basan en consumo de grasas, carnes y pocos cereales pueden conducir a condición fisiológica llamada cetoacidosis, que consiste en acelerar el metabolismo para bajar de peso; pero el costo de seguirlas es muy alto, ya que pueden ocasionar infartos o que se obstruya alguna vena del cerebro.

Muchos piensan que hacer una dieta es sacrificarse, ingerir pocos alimentos, o de plano no comer nada, pero eso no es cierto. Una dieta debe ser balanceada y el consumo de alimentos debe ir acorde con la actividad física

2,200 cal es el mínimo requerido para un adecuado desarrollo físico y mental.

Clínicas para bajar de peso

Sufrir obesidad ha llevado a la gente a asistir a un sinnúmero de establecimientos donde recomiendan tratamientos para reducir el peso corporal, pero hay que tener cuidado antes de acudir a alguno, pues en ocasiones el personal que ahí labora no posee los conocimientos adecuados.

Mucha gente acude a estos lugares ya que consideran que es la forma más efectiva y rápida de perder peso, pero la realidad es que no es cien por ciento segura, por lo que mucha gente sale deformada de estos lugares. Pero aun así la gente sigue ingresando a este tipo de lugares aun sabiendo lo que les puede pasar, pero esto es debido a su obsesión de perder peso.

Otros productos

El mercado está invadido de gran cantidad de productos para bajar de peso que, como hemos visto, no son efectivos algunos que se presentan con mayor frecuencia son:

  • Parches dietéticos.
  • Bloqueadores de grasa.
  • Píldoras dietéticas magnéticas.
  • Los que "llenan" el estómago.
  • Cápsulas milagrosas.
  • Estimuladores eléctricos.

Es muy importante que los que consumamos este tipo de productos actuemos con moderación frente a promesas que suenan demasiado efectivas para ser ciertas.

El perder peso es un proceso largo, que implica un compromiso de nosotros mismos para regular nuestro consumo y tener una alimentación balanceada, así como también tenemos que dejar a un lado el sedentarismo y hay que ponernos a hacer ejercicio.

La obesidad puede prevenirse desde la infancia promoviendo dieta balanceada y práctica de ejercicio (de nada sirven la media hora o la hora que nos imparten a la semana de Educación Física); hay que desechar la creencia de que un bebé gordo está sano, en realidad los niños obesos suelen ser adultos obesos.

¿Cuánto quieres perder?, nuevo reality de Televisa

Aprovechándose de la obesidad de las personas, este tipo de programas son ofensivos y en especial dañinos para las personas que acceden a formar parte de esto ya que al someterlos a dietas y ejercicios rigurosos por un tiempo determinado, los participantes terminan recayendo al salir de dicho tipo de programas.

Las personas que padecen de obesidad son bombardeadas diariamente con publicidad para perder peso, los medios de comunicación les imponen un prototipo de persona al cual tenemos que parecernos, pero si no lo hacemos seremos victima de rechazos por parte de la sociedad.

COMO COMBATIR EL PROBLEMA

Alimentos que engordan y otros que adelgazan

Para combatir el problema y prevenirlo tenemos que estar bien informado de lo que comemos, que efectos causan, que proporciones son recomendables de los alimentos, etc. Nuestra dieta diaria de consumo tiene que estar proporcionada, como ya lo habíamos visto anteriormente, y no debemos dejarnos influenciar por nadie para adelgazar, ya que esto solo traerá consecuencias nocivas para la salud y la vida social.

Muchas veces tendemos a clasificar los alimentos en función de si engordan o de si adelgazan. Además, la industria alimentaria ha utilizado esto para producir alimentos light, alimentos bajos en calorías o alimentos para perder peso. Toda esta sobreinformación puede confundir al consumidor y muchas veces conducir a todo lo contrario: a una alimentación desequilibrada y dañina para nuestra salud.
Todos los alimentos, excepto el agua, aportan calorías. Por lo tanto, se engorda cuando el consumo de energía total es mayor al gasto, y se adelgaza cuando el consumo es menor al gasto.

Existe la falsa creencia de alimentos que adelgazan como, por ejemplo, el beber zumo de limón en ayunas o tomar alimentos con energía negativa. También es falsa la creencia de que los alimentos light adelgazan. El concepto light significa que han disminuido una parte de la energía total del producto, es decir, han rebajado las calorías, pero esto no significa que no aporte calorías. Por lo tanto, si se abusa de estos productos, se aumentan las calorías totales de la dieta y se tiende a engordar.

La creencia de que los cereales (pan, pasta, arroz, maíz,…) engordan también es falsa. Los cereales son la base de nuestra alimentación y se deben consumir a diario. La cantidad de pan consumida en el día es lo que va a hacer que engordemos pero no es el pan en sí mismo el que nos haga engordar. En definitiva, en el global de la dieta se consumen distintos alimentos y en distinta cantidad, y lo que influye en el peso es la dieta de todo el día y no un alimento por él mismo

Conclusión

La obesidad se ha convertido en una de las causas de mortalidad más frecuentes en México, especialmente por diabetes, problemas cardiovasculares e incluso cáncer. Sin embargo también representan una carga financiera de más de 100 mil millones de pesos, de los cuales 70 mil millones corresponden a gastos médicos.[9]

La obesidad no es solo un asunto de estética, también tiene asociados aspectos biológicos, genéticos, sicológicos sociales, culturales, económicos y es generadora de discriminación y estrés para quienes la sufren. Si no detenemos esta tendencia tendremos en el país una regresión en la esperanza de vida por las repercusiones asociadas.

Un manejo integral y multidisciplinario puede ser la clave para combatir la obesidad. Desde fomentar la buena alimentación y nutrición para que precisamente no tengan esos problemas sociales y se puedas desarrollar de la mejor manera. Cabe la aclaración de que más allá de que seas gordo nadie tiene el derecho a discriminarte. Olvidémonos de la gente por un momento, olvidémonos de todos, concentrémonos en nosotros para poder salir adelante. Hay que comer bien por nuestra salud, para no sufrir consecuencias en el futuro. Esa es la mejor solución.

Dejemos de depender por un momento en lo que el gobierno y asociados nos quieren imponer, puesto que a ellos no parece importarles lo que nos pueda pasar, a nosotros como pueblo mexicano sí debe de importarnos.

Nuestro país se deja influenciar mas por la las corporaciones y otros países empiezan a darse cuenta de que la obesidad es un problema social muy grave. Es tan vergonzoso saber que países como Francia, Gran Bretaña, Argentina, entre otros, hayan podido eliminar la comida chatarra en las escuelas y nosotros no lo consigamos, y no porque no lo quiera intentar el gobierno, sino porque son tantos sus vínculos con las empresas que ahora resulta que el que tiene el control ya no es el presidente sino estas compañías.

Cruz López Rodrigo

A mi perecer es que la obesidad es un problema no solo de México como tal sino que es un problema mundial en el cual está involucrada nuestra salud de por medio, pues el hacer ejercicio no solo involucra verte estéticamente bien sino que es saludable. Además de que es un problema que puede provocar la muerte en muchos casos, por éste motivo es recomendable que todos sin excepción alguna hagamos conciencia de que es mejor para nosotros y hacernos el hábito de hacer ejercicio por lo menos media hora sólo por salud.


Santos García Eva Daniela

La obesidad es un problema que se hace más grande cada vez y no se debe pasar por alto ya que tiene muchas repercusiones en la población, entre las que se encuentran diversas enfermedades así como el quitar años de vida a la gente con sobrepeso. Esto ha sido objeto de burla de charlatanes que buscan ganar con los problemas de la sociedad los cuales no tiene más objeto que buscar alguna solución acudiendo a ellos. También la falta de voluntad política por mejorar la sanidad pública y la complicidad de funcionarios con las empresas de comidas chatarras han ocasionado que el problema de la obesidad infantil este fuera de control en México. Si bien desde hace un par de años se aprecia un intento por hacer algo, las cifras nos han dado resultados erróneos y ahora ya es un poco tarde para actuar.

Cruz González Marco

La obesidad no solo se trata de un problema personal, sino se trata de un problema social que abarca todas edades y se puede presentar en cualquier individuo no importando su clase social, cultura, religión o cualquier raza.

Se trata de un problema que debemos combatir, por que en nuestro país la obesidad ha alcanzado niveles muy altos, y por lo tanto hay demasiado índice de mortalidad a causa de este problema, no debemos verlo como un problema que afecte a unos cuantos.

Debemos tomar en cuenta que este problema social tiene demasiadas causas que podrían prevenirse, como por ejemplo los medios de comunicación, el gobierno que permite la accesibilidad masiva de productos dañinos a la población y que esta afecta más a los niños y adolescentes, además tenemos que tener en cuenta que la obesidad comienza a muy temprana edad y pienso que se deben realizar programas para la salud y buena nutrición en la población.

Todas estas causas, que provocan obesidad en la población, tienen otras consecuencias también dañinas y es donde otras empresas se encargan de afectar más a esta sección de la población, esto mediante la venta de productos que prometen adelgazar y bajar de peso.

Nos damos cuenta de nuevo que las grandes empresas que venden productos alimenticios en nuestro país solo buscan riqueza sin importar el costo de sus actos, en este caso la salud y bienestar de la población, ya que toda la comida chatarra es un gran negocio, y que nuestro gobierno debería frenar, pero ya sabemos que tampoco les importa el bienestar de su gente, más bien se fijan en los intereses de las empresas transnacionales.

Es por esto que este tema es fundamental en nuestra sociedad y debemos buscar la forma de frenar este problema que está afectando a todos.

García Pérez Rubí Merary

Pues bueno se oye muy jalado pero es neta que ya ahora en nuestros tiempos la gente consume lo que sea, sin importarle si le afecta o le beneficia para su salud, ya sea debido a los medios de información, o simplemente por simple gusto, solo para satisfacerse así mismo.

La obesidad se da en ocasiones debido a la falta de recursos como el dinero, pues ya que debido a la falta de este las personas consumen lo más barato como lo es la comida chatarra, en fin alimentos no sanos, pues porque consumir o acceder a alimentos para tener una buena dieta balanceada, ya que el precio e s muy caro y pues ya no les alcanza.

En nuestra sociedad los más afectados con este problema de la obesidad son los niños pues ellos al ser vulnerables con toda la información que les bombardean, acceden fácilmente a ser blancos fáciles de este problema gravísimo.

El gobierno está muy vinculado con que México ocupe el segundo lugar con personas obesas, pues 7 de cada 10 personas son obesas o sufren de gordura, ya que permite la difusión de publicidad exagerada de productos como coca-cola, pepsi, nestlé, etc., lo cual perjudica a la sociedad entera, pues por ejemplo el canal 5 es uno d los más vistos por los niños y en este canal se transmiten 39 comerciales por hora de los cuales 17 son acerca de alimentos.

Lo bueno de este gravísimo problema es que tiene solución, o sea quizá si nos costara mucho demasiado acabar o intentar acabar con eso, pero pues con unos buenos hábitos alimenticios, una dieta balanceada y el apoyo de la sociedad entera, se puede lograr, no simplemente para vernos mejor, sino también para tener una mejor salud física y mental, y nos costara adaptarnos a esa nueva forma de alimentación, pero pues valdrá la pena.

Ramos Marcos Diana Karen

Da pena ver como cada día hay más personas que sufren de obesidad, ya sea por la influencia de los medios de comunicación, o por nuestros malos hábitos de alimentación.

Yo creo que este es un problema que se podría combatir fácilmente si se quisiera, pero desgraciadamente también se repite la historia de siempre, la corrupción y el individualismo. Nuestro país es manejado al antojo de las corporaciones y es por eso que este problema sigue avanzando y no conseguimos ninguna solución.

Actualmente la obesidad ya no representa ningún problema en otros países como España, Gran Bretaña, Francia, etc. Esto es porque estos países han decidido ponerse en acción y eliminar la comida chatarra de las escuelas y otros centros frecuentados de dominio público. Pero especialmente en las escuelas es donde puede tomar más fuerza este problema, ya que los niños, adolescentes, están en contacto obligatorio de la comida chatarra y pues hay que tomar en cuenta esto, ya que actualmente en nuestro país el gobierno tiene muchos vínculos con las empresas productoras de alimentos y es por eso que no puede sacar sus productos de las escuelas.

Si tan solo el gobierno estuviera dispuesto a ayudar pero enserio, y no solo hablar y hablar de que la obesidad es un problema, proponer planes y proyectos para combatir esto, y disfrazar los vínculos con campanas que supuestamente ayudaran al país a combatir la obesidad, si tan solo pusiera de su parte creo que este problema dejaría de ser un problema.

BIBLIOGRAFIA

Gómez Salgado Arturo, “Nueva generación de obesos desnutridos”, Milenio, México D.F., 26 de Octubre 2009, Págs. 53-56, Edición 627


Dávila Patricia, “Obesidad, complicidad oficial”, Proceso, México D.F., 13 de Abril de 2008, Págs. 34-36


Ríos Lorena, “Obesidad y desnutrición; Problema de salud que urge combatir”, Vértigo, México D.F., 10 de Junio de 2007, Págs. 10-15


BELTRÁN, Bartolomé, “Verdades y mentiras sobre la obesidad”, Editorial Planeta, Barcelona, 2005, 154 págs., ISBN: 978-84-08-05598-3


Obesidad, Monografías

http://www.monografias.com/trabajos15/obesidad/obesidad.shtml


Schonebohm Dieter, Sobrepeso y obesidad: un problema cultural, social y político

http://www.rel-uita.org/agricultura/alimentos/sobrepeso_y_obesidad.htm


Canal Salud, Típicos errores de alimentación

http://www.mapfre.com/salud/es/cinformativo/alimentos-engordan-adelgazan.shtml


Wells Jonathan, Centro de Investigación en Nutrición Infantil, Instituto de Salud Infantil, University College (Londres), 23 julio 2008

http://www.scidev.net/es/middle-east-and-north-africa/opinions/-investigadores-en-obesidad-deben-pensar-como-capi.html


Problemas sociales generados por la obesidad, Gordos.com

http://www.gordos.com/Noticias/detalle.aspx?dieta=1833


Informe anual la OCDE da la importancia de la prevención y los cambios en algunos hábitos que pueden mejorar la salud y reducir el gasto

http://www.esmas.com/finanzaspersonales/488487.html

[1] Obesidad, Monografías, http://www.monografias.com/trabajos15/obesidad/obesidad.shtml

[2] Chávez Villasana Adolfo, Jefe del Departamento de Educación Nutricional del Instituto Salvador Zubiran.

[3] Rivera Dommarco Juan, “Centro de Investigación en Nutrición” de la Secretaria de Salud.

[4] Juárez Laura, Lozano Arredondo Luis, Análisis sobre “El impacto de la Crisis en el Consumo”.

[5] Asociación civil, “El Poder del Consumidor”.

[6] Dávila Patricia, Proceso, 6 de abril 2008

[7]http://www.scidev.net/es/middle-east-and-north-africa/opinions/-investigadores-en-obesidad-deben-pensar-como-capi.html

[8] Sociedad Latinoamericana de Nutrición

[9] http://www.esmas.com/finanzaspersonales/488487.html

4 comentarios:

  1. Criticas del equipo 2 grupo 612.
    Alardín Pérez Isabel Graciela.
    Compañeros del grupo 659, mi conclusión acerca de su trabajo “LA OBESIDAD EN MEXICO”, es que fue elaborado muy bien, en mi criterio no encontré ninguna falla y las imágenes que añadieron van de acuerdo al tema.
    Su trabajo me llama mucho la atención ya que toman un problema cotidiano de la vida de los mexicanos y lo logran relacionar con la política y todos los medios de influencia que tienen las empresas de comida chatarra sobre la gente de clase media. Ya que observan como gracias al desempleo y la crisis económica por la que pasan regularmente los ciudadanos son obligados a comprar alimentos que deterioran la salud. Además que gracias a la ayuda de la televisión y otros medios de comunicación nuestros niños son atacados por la publicidad para que adquieran este tipo de productos, con los cuales mediante engaños los harán sentir mejor y generando un consumismo. Pero esto no solo se da por adquirir los alimentos sino también por que adquieren los “productos milagrosos” para bajar de peso. Otra manera en que lo relacionan con la política es que el ultimo gobierno presidencial y en el actual se da el beneficio para las empresas que causan este tipo de daño y no estipulan en daño que generan a las personas en su salud e incluso haciéndolos correr el riesgo de morir debido a las consecuencias de la obesidad como lo son el infarto. Les doy mis más sinceras felicitaciones por tal trabajo que hicieron y una última sugerencia sería poner más ejemplos del monopolio que tiene las televisoras con respecto a la publicidad que manejan y que son mayoritariamente culpables en el problema de la obesidad. Y que solo manejan a las personas en programas que según ellos los benefician en su salud a bajar de peso tal y como ustedes lo pusieron ese de “cuanto quieres perder”.
    Martínez Rito Dulce María.
    Compañeros del equipo 1 del grupo 659 mi crítica es la siguiente: en cuanto a la forma del trabajo podría decirles que no cumplieron con todos los puntos pedidos, ya que les falto lo siguiente: el encabezado, ya que se requería que pusieran el título del tema que están presentando; en cuanto al pie de página se les pedía dos aspectos, de los cuales solo cumplieron con uno pero de forma incorrecta ya que del lado izquierdo era la página y el dato que les falto agregar es el número de equipo y grupo, este iba del lado derecho.
    Lo que opino acerca del contenido del trabajo con respecto a la información manejada, es que cuenta con los puntos esenciales de este tema y con la cual es suficiente para darse cuenta de cómo se relaciona la obesidad con la política de nuestro país; pero también les tengo que decir que el contenido conto con sus deficiencias ya que sus imágenes no cuentan con el hipervínculo que se pidió y la gráfica que presentaron no fue realizada por ustedes si no que la tomaron de otra parte y lo requerido era que nosotros la hicieras con Excel.
    Finalmente les quiero decir que la información si es muy bien manejada, ya que con su trabajo uno puede darse cuenta de mucha información de la cual uno no ha tenido acceso por los medios de comunicación.

    ResponderEliminar
  2. Morales Hernández Alejandro.
    Mi crítica en relación con el trabajo titulado “Obesidad en México” es elaborada a partir de haber checado el trabajo, por lo que les puede decir compañeros del 659 que en el trabajo que realizaron encontré algunas pequeñas deficiencias ya que no cumplieron con todo lo que se les pidió en este, ya que en su forma les falto poner tanto el encabezado como el pie de página, esta ultima de manera correcta, en cuanto al contenido también les falto hacer su gráfica en Excel y poner sus imágenes con el hipervínculo correspondiente de cada una.
    Pero también les quiero hacer notar que su trabajo cuenta con cosas muy buenas ya que la información que incluyeron es lo bastante clara y precisa para que los lectores podamos entender de manera clara y sencilla sobre lo que se tiene que explicar por lo que creo que se empeñaron en buscar sus fuentes de información de manera responsable. Por lo que personalmente creo que su trabajo cuenta con el objetivo, que era dar una información clara, precisa y de manera sencilla sobre la obesidad relacionándola con la política.
    Critica general.
    El equipo 2 del grupo 612 quiere hacer notar que las críticas hechas por sus integrantes fueron realizadas de la manera más respetuosa sin el afán de ofender al equipo 1 del 659.
    Dicho esto proseguiremos a decir que en cuanto al título del trabajo que nos toco revisar, nos pareció de lo más interesante ya que es un problema que actualmente está afectando de manera muy grave no solo a nuestro país sino a todo el mundo, y por esto queríamos informarnos como se relaciona la obesidad con la política. Y con el trabajo presentado creo que nos informamos de manera correcta como se da esta relación en nuestro país.
    También queremos decir que otra cosa que nos pareció muy buena fue que critican a las empresas charlatanes que ofrecen productos que muchas veces no funcionan; y nos pareció también adecuado que criticaran a la publicidad presentada en la televisión.
    En cuanto al formato y contenido del trabajo queremos decirles que no cumplieron con todo lo requerido en este, ya que en la forma les falto poner el encabezado, el cual llevaba el titulo de su trabajo, y el pie de página no está insertado de manera correcta, ya que en este se pedían dos aspectos y solo cumplieron con uno pero de manera incorrecta, en cuanto al contenido les queremos decir que falto que las imágenes tuvieran el hipervínculo pedido y que la grafica fuera realiza en Excel y no presentada como una imagen.
    También nos hubiera gustado que en su trabajo incluyeran información sobre que la obesidad también puede darse por enfermedades de salud, y también nos hubiera gustado que incluyeran información acerca de las estadísticas que encontraron sobre la obesidad en México.
    Por lo que concluiremos diciendo que en su trabajo se nota un esfuerzo por hacerlo de manera correcta y es lo que creemos que importa. Ya que como habíamos dicho anteriormente la información presentada es clara, sencilla y entendible.

    ResponderEliminar
  3. Guevara Lazcano Daniela
    Compañeros del 659 este tema es de suma importancia ya que es un problema que abarca demasiados aspectos en la sociedad y aunque es muy amplio pero muy concreto, en ciertas partes del contenido era repetitivo lo cual lo hace un poco tedioso de leer; en cuanto al formato del trabajo les faltaron varios puntos como fue el encabezado de las páginas, los hipervínculos de las imágenes y les recomiendo que utilicen el autocorrector de Word pues cometen ciertos errores de ortografía. Pero de lo demás estuvo muy bien principalmente que tocaron puntos muy importantes como lo son el consumismo que generan las compañías con su publicidad, la crisis económica que es la principal detonador para la obesidad y la relación que tiene el gobierno con empresas transnacionales.

    Escogieron un tema muy bueno y lo desarrollaron muy bien, además de que las imágenes y tablas que insertaron están bien relacionadas con su tema. Estoy de acuerdo con sus conclusiones pues no solo es un problema del gobierno sino de los mismos individuos que han ido perdiendo sus hábitos alimenticios y cayendo cada vez más en el sedentarismo, lo cual lleva a una mortandad de personas jóvenes que en cierta parte le conviene económicamente al gobierno y a las instituciones de salud.

    ResponderEliminar